Loading...

Bodegas Jesús Díaz e Hijos. Unas bodegas únicas en Madrid

Nuestra bodega está actualmente protegida por la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, por la singularidad del conjunto.

El vino lo seguimos elaborando en tinajas de barro de más de 100 años de antigüedad, fabricadas en el propio municipio de Colmenar de Oreja, localidad que ha sido declarada como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico, título concedido entre otras cosas gracias a las cuevas y bodegas que en él se encuentran como nuestras bodegas de Jesús Díaz e Hijos, considerada como una bodega en Madrid auténtica y singular.

Curiosamente, antes de que nuestro bisabuelo materno, Florentino Mingo, adquiriera la finca, el lugar donde ahora está la bodega era una “pieza de tinajas”, lugar donde se fabricaban las tinajas de barro antes de ser llevadas al horno para su cocción. Este horno de tinajas aún puede apreciarse desde la parte trasera de la finca y que podremos descubrir en las visitas a las bodegas.

Vino artesanal de Madrid de Colmenar de Oreja

Tinajas de barro para la producción de vinos artesanos

La capacidad de las tinajas se mide tradicionalmente en arrobas (@), no en litros. Cada arroba equivale a 16 litros. En la bodega tenemos 17 tinajas de barro artesanales de 400 @ de capacidad cada una, fabricadas a escasos 100 metros de su ubicación actual.

También elaboramos nuestros vinos en depósitos de hormigón; son 17 depósitos, 13 con capacidad para 9500 litros y 4 para 7000 litros.

Bodegas Jesus Diaz e Hijos enoturismo en Madrid

La cueva de nuestra bodega

En la propia bodega hay una cueva, excavada por los antiguos dueños de la finca, los monjes franciscanos, que consta de varias estancias. La profundidad de la cueva llega a los 12 metros y proporciona una temperatura constante de 12 grados durante todo el año.

por lo que en verano provoca una agradable sensación de frescor natural, mientras que en invierno se nota cómo la temperatura es más agradable que en el exterior, donde se llegan a alcanzar varios grados bajo cero.

En la cueva se conservan botellas desde el año 1956, y todos los años se guardan botellas de cada variedad a modo de archivo histórico. Periódicamente, se extrae alguna para comprobar su estado de conservación.

También en la cueva contamos con barricas de roble americano y francés, donde se realiza la crianza de los vinos.

Es el lugar perfecto para conservar las botellas de vino espumoso (también conocido como cava o champagne, según la denominación de origen) mientras que realizan la segunda fermentación, mediante la cual se crea de forma natural la burbuja característica de este tipo de vino.

Estos espacios, son perfectamente aprovechables para realizar actividades como degustaciones, catas, experiencias gastronómicas exclusivas, o conciertos privados.

Vinos artesanales de Madrid Bodegas Jesús Díaz de Hijos

La finca de nuestras bodegas, con mucha historia

Nuestra bodega se sitúa sobre los antiguos terrenos que ocuparan parte del convento de los franciscanos que estuvieron en Colmenar de Oreja desde el S.XV hasta el S.XIX momento en el que se privatizan los bienes eclesiásticos debido a la desamortización de Mendizábal.

La finca del convento es adquirida por un industrial de Colmenar de Oreja, al que posteriormente Florentino Mingo compra las dependencias de la actual bodega para la producción de vinos artesanales y anisetes.

La finca consta de un jardín en el que hay plantado un pequeño viñedo y olivar, así como otros árboles frutales (la antigua huerta del convento).

También hay una mesa de piedra procedente del antiguo molino de aceite del convento. Con esa misma piedra se molía la aceituna. Estaba tirada por un caballo, que daba vueltas alrededor del andén, que es donde se ponía la aceituna para ser machacada.

Para el riego, tanto del viñedo, como de los olivos y los árboles frutales, además de otras plantas y hortalizas que se siembran en temporada, se aprovecha el agua procedente del manantial subterráneo que recorre la finca, al cual se accede por un antiguo pozo excavado de unos 30 metros de profundidad.

Las bodegas Jesús Díaz e Hijos son un lugar perfecto no sólo para descubrir cómo se hacen los vinos de Madrid, sino también suponen un escenario único para la realización de actividades gastronómicas, catas, cursos, visitas e incluso espectáculos.

 

El legado y el patrimonio con el que contamos hacen de nuestras instalaciones mucho más que una bodega en Madrid.

Nuestra Bodega was last modified: marzo 7th, 2016 by Bodegas Jesús Díaz